12.12.07

Estamos en una época de disolución y de caos, como ha ocurrido tan a menudo en la historia, y sólo una persona que primero acepte las realidades de la situación puede confiar en hacer algo por ellos. No vivimos en un cosmos donde la perfección sea posible o incluso deseable. Tenemos que establecer nuestros compromisos, y dirigirnos hacia los objetivos que tenemos alguna posibilidad de alcanzar.
Poul Anderson

P.D: ¿Esto representaría el pragmatismo de los (buenos) políticos?

2 comentarios:

Patto dijo...

Es una manera elegante de decir...

"Sabemos fehacientemente que en cualquier momento se termina de ir todo al carajo, hay que dejarse de romper las pelotas y hacer algo al respecto."

Niño Errante dijo...

Lo que nunca me cierra es si estos tipos lo piensan o, realmente, se plantean una solución.
Cordialmente,
Yo.