30.11.11

Me fui desentumeciendo con las copas en la boite de Olivos para festejarme y llegué a repetir entre la loción de dos putas poco sinceras las pavadas de un pasado que no era enteramente mío.
Néstor Sánchez.

P.D: Inventamos historias para escapar de la amargura. Pero, a veces, esas historias son pálidos reflejos de nuestros recuerdos.

2 comentarios:

Luna dijo...

Quien dice que no vivimos otras vidas en aquello que narramos o leemos?


Besos

Niño Errante dijo...

No sé. Quizá seamos testigos de las vivencias de otro. O de sus imaginaciones. O sus sueños.
¡Yo qué sé!
Cordialmente,
Yo.